Páginas

miércoles, 26 de diciembre de 2012

liar.

¿No te ha pasado nunca, eso de repetir una mentira, una y otra vez hasta llegar al punto de creértela?  A mi me pasa constantemente. Parece que cuanto más a menudo lo digas y más alto, más cierta es. Suenas segura y convincente. Todos te creen. Tú sonríes satisfecha. Pero, ¿en los momentos donde nadie te ve? Y la fuerza se va, y todo cae. Y te das cuenta de la verdad, de que no es cierto lo que dices. Pero te mueve más el orgullo que cualquier otra cosa en el mundo. Entonces, todo se enreda, como cuando sacas las luces navideñas de la caja, tras un año guardadas. Te gustaría gritarle al mundo la verdad, pero te callas. Hasta que tengas el valor suficiente para confesarlo.

1 comentario:

Jessica R dijo...

Me ha gustado mucho la entrada, creo que tienes toda la razón. Espero que pases unas felices fiestas :)

http://californiamadness.blogspot.com.es/