Páginas

lunes, 19 de agosto de 2013

20P.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
 Yo la quise, y a veces ella también me quiso. 
En noches como ésta la tuve entre mis brazos.
  La besé tantas veces en el cielo infinito. 

 Ella me quiso, a veces yo también la quería. 
Pensar que no la tengo. Pensar que la he perdido.
 La noche está estrellada y ella no está conmigo.
Mi corazón la busca y ella no está conmigo.

Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro, será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
 Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido. 
Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
 mi alma no se contenta con haberla perdido.

No hay comentarios: