Páginas

miércoles, 5 de enero de 2011

Un invierno más sin ti.

Invierno. Sin quererlo, nos hemos adentrado en el crudo invierno. Mi vida se ha convertido en una aburrida rutina. Aunque... ¿ hay rutinas divertidas ? Mi vida contigo era una rutina divertida, cada día era maravilloso, pero distinto. No nos gustaba repetir. Teníamos fuerza, ganas. Queríamos vivirlo todo hasta lo inimaginable. La gente nos envidiaba, y nos decía que no vivíamos en un mundo real, que bajásemos de las nubes y afrontásemos la realidad. Perdonad pero, ¿ qué realidad decíais? Vosotros aburridos de vuestras vidas, de vivir de forma monótona, sin emoción, ni sorpresas. Nosotros vivíamos a millones de  metros sobre el cielo. Éramos felices. 

Recuerdo esa frase leída en algún sitio, a la cual no le dí importancia, pero mi cerebro se encargó de memorizarla... De Musset creo recordar y decía así : " Cualquiera que haya amado tiene una cicatriz ". Yo no tengo tal cicatriz, no tengo la cicatriz que puede tener cualquiera al sufrir una decepción amorosa. Yo soy la cicatriz.

Abro mi ventana, puedo oler el ozono de afuera.     
Y observo a la gente que pasa, con prisa, siempre con prisa. Tienen obligaciones que cumplir. ¿ Cuál es mi obligación ? Mi obligación  era ser feliz. Ahora es, simplemente, sobrevivir al paso del tiempo. ¿ Y tú ? ¿ Cuál será tu obligación ahora ? 

2 comentarios:

sarah dijo...

Me encanta este post,me siento muy identificada,sobre todo con la última parte.

bss guapa=)

Teresa.* dijo...

gracias por el comentario, tu blog está genial, un besito! :)

http://robameunasonrisa.blogspot.com/