Páginas

sábado, 20 de junio de 2015

eterno.

Vayas donde vayas
no encontrarás aquello que buscas
con tanta ansia.

¿Por qué?

Porque estás buscando la paz,
la felicidad,
el amor;
Sin comprender que,
aún teniéndolo a tu alcance,
jamás conseguirás
alcanzarlo.

¿Por qué?

Porque crees que,
lo que te rodea es
el infierno,
y solo cuando
abras tus ojos
verás que tú misma
eres el propio infierno.
Tu mente es tu infierno personal.

Caminarás,
buscarás,
cambiarás,
y todo seguirá igual,
o peor.

Porque no son ellos, eres tú.

No dejarás que te quieran,
no creerás que te quieran.
Nada será suficiente,
nada te llenará,
nada te hará feliz.

Y la única certeza que tendrás
es el sufrimiento,
la soledad,
la tristeza,
el vacío.

Porque cuando algo se rompe,
difícilmente se arregla,
y si consigues arreglarlo
nunca volverá a estar igual.


1 comentario:

No PosHueona dijo...

Que buen poema, me agradó bastante. Saludos!